¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

sillas tapizadas para restaurantes

Sillas tapizadas para restaurantes: cómo elegir el tejido ideal

Son uno de los primeros elementos que observas al visitar cualquier establecimiento hostelero y también aquel en el que, sin darte cuenta, mayor atención prestarás durante el tiempo que permanezcas en él. Han de ser cómodas, pero no dejar de lado otros aspectos fundamentales. Elegir las sillas tapizadas para restaurantes no siempre es una tarea sencilla.

Se deben tener en cuenta diferentes aspectos antes de decantarse por uno u otro modelo. Las posibilidades son múltiples. El color, su diseño, el estampado, su durabilidad… los factores que entran en juego obligan a meditar debidamente la decisión de elegir una determinada tapicería. A continuación, te resumimos algunos de las principales variables que se han de tomar en cuenta.

Principales factores para elegir una tapicería concreta

Una de las primeras cuestiones que debemos tener en cuenta es si el mobiliario que vamos a adquirir es para la zona exterior, en el caso de que el establecimiento hostelero disponga por ejemplo de una terraza, o si está destinado a su comedor interior.

En el primer caso se recomiendan tejidos que estén confeccionados para resistir al aire libre. No deben perder el color ante la acción del sol y han de repeler el agua. Un acabado de teflón puede ser el idóneo. También se recomienda la fibra sintética llamada dralon.

Para interiores se demandan cada vez más telas que puedan limpiarse solo con agua y que repelan los líquidos si estos se derraman. Y es que tanto dentro como fuera es importante que recurrir a un tipo de tapicería de fácil mantenimiento y limpieza.

La resistencia es otro parámetro que se ha de valorar, ya que las sillas van estar expuestas a una utilización frecuente, con un ciclo de miles de usos, y lo idóneo es no tener que retapizarlas en un breve periodo de tiempo. Un grueso mínimo será la garantía de que no se producen deshilachados, tampoco desgarros ni roturas de ningún tipo.

Integradas completamente en la decoración

La estética es otro factor no menos importante, aunque considerada más allá de que una tela sea más o menos bonita. A la hora de seleccionar el modelo de silla y su tapizado se tiene que tener en cuenta la decoración en la que se va a integrar, así como las sensaciones que se tratan de transmitir desde el punto de vista de la globalidad del proyecto. La tela habrá de combinar con el color de las paredes, las cortinas y la mantelería. Su diseño, liso o estampado, no puede desentonar en medio de ese ambiente que se trate de recrear.

La tapicería es uno de los elementos más destacados para reflejar ese punto de distinción y exclusividad del que quiere dotarse cualquier restaurante. En ocasiones, esa sensación de distinción puede verse incrementada incorporando a la misma un sello propio, que puede traducirse en el nombre del restaurante o su logotipo impreso en un lugar más o menos visible.

Otras características de las telas para sillas en hostelería

La elección de las telas para sillas se ve mediatizada, asimismo, por otra serie de condicionantes. Desde la adaptabilidad a la combinación con el material que se haya fabricado la silla y su tonalidad, pasando por la elección entre tejidos naturales o sintéticos, sus relieves y texturas, el coste…

Terciopelos, linos, viscosa, algodón, chenilla, microfibra, polipiel o escay, piel natural, alcántara, tejidos con lana… Hay toda una variedad de tejidos que se prestan a vestir el mobiliario ideado para la clientela de los establecimientos hosteleros. Con estas recomendaciones será más sencillo elegir las mejores telas para las sillas de restaurantes y poder acertar plenamente con su compra.

Apuesta por las sillas tapizadas para restaurantes y disfruta encontrando el modelo perfecto para cada caso.

Si te ha gustado comparte el artículo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBIR